esen965 27 11 80
·
info@gorrizbertomeu.com
·
Lun - Vie 10:00-14:00 | cita previa | by appoinment
Cita / Appoinment

DERECHOS DE TANTEO Y RETRACTO, ¿QUÉ SON?

Los derechos de tanteo y retracto son dos derechos legales que otorgan a ciertas personas el derecho de adquirir una propiedad antes que otros compradores. Estos derechos pueden ser otorgados por la ley o establecidos en un contrato privado.

El derecho de tanteo es un derecho que permite a una persona tener la primera oportunidad de comprar una propiedad antes de que se venda a otro comprador. El titular del derecho de tanteo tiene la opción de comprar la propiedad al mismo precio y en las mismas condiciones que se le ofrece a otro comprador. Si el titular del derecho de tanteo decide ejercer su derecho, el vendedor debe vender la propiedad al titular del derecho de tanteo en lugar del otro comprador.

El derecho de retracto, por otro lado, es un derecho que otorga a una persona el derecho de comprar una propiedad que ya ha sido vendida a otro comprador. En este caso, el comprador original ha ejercido su derecho de compra, pero el titular del derecho de retracto tiene la oportunidad de comprar la propiedad al mismo precio y en las mismas condiciones que el comprador original.

El retracto es el derecho de subrogarse, con las mismas condiciones estipuladas en el contrato, en lugar del que adquiere una cosa por compra o dación en pago.

Los tanteos y retractos legales son los que se establecen, no entre dos personas voluntariamente, sino por la propia Ley.

Se prevén los siguientes:

  • El de comuneros, al que tienen derecho los copropietarios de una cosa común en el caso de enajenarse a un extraño la parte de todos los demás condueños o de alguno de ellos.
  • El de colindantes, al que tienen derecho los propietarios de las tierras colindantes cuando se trate de la venta de una finca rústica, destinada a explotación agraria y cuya cabida no exceda de una hectárea.
  • El de coherederos, antes de la partición de la herencia.
  • En la enfiteusis, el del dueño directo y el del enfiteuta, cuando vendan o den en pago su respectivo dominio sobre la finca enfitéutica.
  • El del arrendatario en el arrendamiento urbano.

En el ámbito privado, los derechos de tanteo y retracto también pueden ser acordados entre partes en un contrato. Por ejemplo, en un contrato de arrendamiento con opción de compra, el arrendatario puede acordar con el propietario tener el derecho de tanteo o retracto si se decide vender la propiedad mientras el arrendatario aún está en posesión de ella.